Meriendas en la calle y homenajes a la gente del barrio

En la ciudad de Valencia disfrutamos de muchos meses al año de buen tiempo. Tardes cálidas que nos permiten bajar a la calle, a la plaza o al parque con el bocadillo. Charlar con vecinos y vecinas y compartir nuestro día a día, jugar, conocernos… Las meriendas en la calle son un punto de encuentro en el espacio público. Un espacio común, de todos y todas, un espacio a compartir y cuidar colectivamente. 

Este año La Valentina quiere poner en valor a la gente de los barrios. Puri Fariza y Pol Paul conducen un homenaje al tejido humano que, con su quehacer diario, sus necesidades, iniciativas, deseos… da vida al barrio y convierte la ciudad en una Valencia diversa y plural. Patraix, Orriols y Ciutat Vella son barrios emblemáticos de la ciudad y su gente será la protagonista de la tarde.

Convertir plazas y calles en espacios de relación vecinal ayuda a tejer redes de apoyo, afectivas y de cuidados, tan importantes en nuestros barrios. Un tejido social fuerte es fundamental para construir una ciudad abierta a todos y todas, con perspectiva de género, inclusiva y sostenible. 

Queremos poner en valor espacios ya recuperados o que están en proceso de recuperación para reflexionar, para conocernos, para tejer relaciones y fomentar el uso de un espacio público que es de todos y todas.

Meriendas en la calle con el vecindario, con amigos y amigas, con la familia… Es una buena manera de hacer barrio.

Disfruta de esta actividad en los actos:
– La Valentina se’n va a Patraix
– La Valentina se’n va a Orriols